domingo, 14 de junio de 2015

El gato




carteles maquina del tiempo doraemon desmotivaciones




- No, no, tranquilícese. En Skynet no metemos a nadie en una silla vintage estilo Luis XVI con una palanca en forma de bastón y un reloj dorado con números romanos. Nosotros lo hacemos mucho más sencillo y.....seguro.

  - No entiendo. Entonces ¿de que manera viajaré al futuro?.

- ¿Conoce la paradoja de Schrödinger?. Schrödinger planteó introducir a un gato en una caja cerrada y opaca. En su interior habría una botella de gas venenoso y un dispositivo con una partícula radiactiva con la probabilidad de desintegrarse al 50% en un tiempo dado de manera que si la partícula se desintegra, el veneno se libera y el gato muere. Hay, por tanto, una probabilidad del 50% de que el gato esté muerto y de que esté vivo. Una vez que se abra la caja, el gato estará vivo o muerto. Antes de hacerlo ambos estados estarán superpuestos.

  - No he entendido un carajo.

- Es sencillo. Según los principios de la mecánica cuántica, los electrones poseen la posibilidad de estar en dos sitios a la vez. Solo la intervención de un observador puede perturbar ese estado y configurar la realidad.

   - Yo solo quiero saber si mi mujer me va a engañar con su profesor de mindfulness. Y si es así matarla.

- Cuando le decía que nuestro sistema es más seguro que viajar in situ al lugar deseado en otro tiempo es porque hemos perfeccionado la frontera espacio-temporal que la relatividad general denomina "horizonte de sucesos". Quiere esto decir que lo que suceda a un lado de ella no puede afectar a un observador situado al otro lado. Vamos, a usted. No encontrará resistencia en quién se acueste, o no, con su esposa.

   - Hagámoslo, entonces.

- Recuerde que antes de abrir el portal, su mujer puede estar o no engañándole. Una vez que lo abra su observación será la que determine el resultado. Y lo que decida hacer entonces, estará condicionando su realidad futura.

   - Abra de una puñetera vez

- No atraviese el umbral. Solo abra la puerta y observe
   

- Y bien, ¿Ha quedado satisfecha su curiosidad?

    -Del todo

- Satisfaga entonces la mía. ¿Le engañaba?

    - Pues como en el experimento del gato del Churringer ese, me engañaba y no me engañaba

- Ahora el que no entiende nada soy yo

    - Muy fácil. Su profesor de meditación, como yo sospechaba, se estaba empotrando a mi señora con evidente placer de esta. Por lo tanto, me engañaba. Pero aquí viene mi paradoja. No me estaba en realidad engañando. Me he visto a mi mismo grabándolo todo junto a la cama.  
    

25 comentarios:

  1. Satisfactoria paradoja para una mente cargada con la ilusión de penetrar en las infinitas posibilidades de la ficción. Graba el instante, disfruta el momento y sonríe a la cámara. Se mezcla la mecánica cuántica con el humor y la trama de un Vikingo que te teletransporta con sus palabras. ¿Te mola mi comment? ¡A mi me ha molado tu relato!
    Abrazo, Compadre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pá enmarcarlo. Eres un amigo, Edgar. Chapeau

      Eliminar
    2. Definitivamente necesito las sustancias ilegales de Ragnar!! He dicho!! Buenisimo!!

      Eliminar
    3. Definitivamente necesito las sustancias ilegales de Ragnar!! He dicho!! Buenisimo!!

      Eliminar
    4. Definitivamente necesito las sustancias ilegales de Ragnar!! He dicho!! Buenisimo!!

      Eliminar
    5. Jajaja, muchas gracias, Mendiel. Abrazos

      Eliminar
  2. Pues he quedado embobada!! jajaja oye tú fumas algo cuando escribes?yo aluciné, me parecio brillante, lleno de humor, una imaginación que transporta.
    será que yo podre hacer lo mismo, me gustaria ir a ver unas cuntas escenas:(
    Gracias y besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, muchas gracias, Ady. Ayer lo terminé a eso de las dos de la madrugada. Creo que al final escribí en modo subconsciente porque me quedé dormido con el ordenador en las piernas ;-). Bsos

      Eliminar
  3. Si éste es el resultado de escribir de madrugada y somnoliento, no vuelvas a probar el café nunca más. Seguro que tienes más horas de "ingenio creativo" :D

    ¡Muy bueno el relato! Creo que a pesar de los avances de la ciencia, sigue siendo válido aquello de "nunca digas de este agua no beberé" jajajaja.

    Un abrazo y feliz lunes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julia. Voy a ver si me funciona aquello de la escritura automática de los dadaístas. De nuevo, gracias por tu palabras. Abrazos y feliz semana.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Muy bueno, me ha parecido genial y me he reído como un enano, por no decir que ya usando la paradoja de Schrödinger y de la forma con la utilizas me has ganado ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ramón, eres muy amable. La verdad es que me fascina todo lo relacionado con la cuántica y el inmenso horizonte que nos abre en todos los campos. Abrazos

      Eliminar
  5. jajajaja, es buenísimo Fer. Gran viaje para darse cuenta que es un morboso!!! jajaja, besos Fer. Es brutal!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo gañan el menda. Celoso, cornudo y voyeur, jajajaja. Tengo aue reconocer que me siento a escribir y me sale cada elemento... Bsos, Ana

      Eliminar
  6. Muy gracioso, Fer!
    Qué original modo de utilizar la paradoja de Schrödinger. Totalmente inesperado y divertido final. Buenísimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Federico. Eres un amigo. Abrazos

      Eliminar
  7. Genial relato. Menudo viaje en el tiempo. Una parnoia que te invita a pensar. Y más aún cuando se da cuenta de lo que realmente le gusta. Ahora podrá disfrutar más años de su auténtico placer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, María. Honrado de que te hayas pasado. Abrazos

      Eliminar
  8. He aterrizado (suavemente) en este blog gracias a la involuntaria intercesión de otro/as compañero/as y ha merecido la pena. Esta historia en concreto me ha parecido genial y muy bien elaborada, tanto en su forma como en su fondo.
    Sin duda seguiré visitándote. Ha sido un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josep. Espero no defraudarte. Saludos

      Eliminar
  9. Muy bueno Ragnar, al final no era tan infeliz el tipo je je. Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que fuerte! Muy original y sorprendente. Un relato con humor, como a mí me gustan. Genial!

    ResponderEliminar
  11. Muy buen relato con ese giro final.
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  12. Me ha parecido realmente muy bueno, no lo esperas y las dosis de humor justas.
    Felicidades.

    ResponderEliminar