sábado, 17 de enero de 2015

No hay amor más grande



Notó el cálido peso en su pecho. Esa vida recién estrenada, esa pequeña parte de ella. Acarició su cabeza, sus diminutas manos, y al instante supo que había merecido la pena. La matrona apartó del  bebé el brazo ya inerte de la madre y, apagando la luz, abandonó con el niño el quirófano.

15 comentarios:

  1. Sin ninguna duda, esto es amor Fer. De lagrimita, muy bueno. Un besote

    ResponderEliminar
  2. :(...Amor de mamis...es incomparable...se me arrugó el corazón. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Saludos, muy triste y hermoso. No hay amor como el de madre, qué da incondicionalmente por sus hijos la vida simbólica y también literalmente, como en el caso de este relato. Éxitos!

    ResponderEliminar
  4. Ainssss un micro precioso pero también triste. Con qué poquitas palabras has dicho taaaantas cosas!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El amor incondicional, dar tu vida incluso!
    Precioso micro. Suerte!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todas por vuestras palabras. Soy un convencido de que el amor de una mujer, ya sea a sus hijos o al hombre de su vida, es el más incondicional y desinteresado de los amores. Doy las gracias a Dios por vuestra existencia.

    ResponderEliminar
  7. Una vida llega y otra se va, legándole todo el amor de su corazón.. Muy emotivo! Un abrazo, Fernando!

    ResponderEliminar
  8. Conmovedor micro, Fernando. Muy lindo.
    Abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Muy duro, porque ese pequeño no conocerá a aquella que dio su vida por él. Pero has clavado lo que siente una madre al tener a su pequeño entre sus brazos. Me ha encantado este micro.
    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
  10. Auténtico amor de madre. Un micro duramente conmovedor. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito, FErnando, podría ser el inicio de una novela, a todas nos tendrías enganchadas! Saludos

    ResponderEliminar
  12. Uf Fernando, tan breve y tan intenso. Sin palabras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola Fernando.
    ¡¡Triste, desgarrador, emotivo y bello!!
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy triste y emotivo. Desgarrador. Sin palabras.

    ResponderEliminar